La ética empresarial un nuevo paradigma en las organizaciones

Calidad  , medio ambiente , seguridad y salud en el trabajo . A principios de la década de los ochenta con excepción del concepto de calidad . ¿ Quién podría pensar que estos elementos serían de vital importancia en la vida de cualquier empresa

Hace apenas un par de años empezaron a aparecer productos ” ecológicos ” , biodegradables , sin fosfatos … En la actualidad buscamos que la lata de atún que consumimos se haya obtenido sin ocasionar daño a delfines , que nuestra crema facial favorita de la marca x no se hayan utilizado animales para su fabricación , que el vehículo que tanto nos gusta produzca el menor número de emisiones de Co2 y por ello que sea definido como ecológico . A nuestro bagaje cultural se ha incorporado la preocupación ecológica y medio ambiental .

La preocupación por la seguridad y salud se está incorporando con mayor intensidad como elemento cultural en las organizaciones . Asi es posible imaginar que dentro de unos años cuando la crisis pase que los pisos se anuncien además de por su situación y memoria de calidades , con un reclamo que diga ” construido con cero accidentes “.

Obviamente no es necesario pensar que un día las empresas despertaron con una furibunda preocupación por la seguridad de los trabajadores o por lo verde .  Lo cierto es que el sometimiento universal  a las exigencias de calidad , medio ambiente y seguridad en el trabajo la han impuesto los propios consumidores , porque los clientes abandonan el consumo de productos de empresas ” antipáticas ” , desconsideradas hacia los principios que la propia sociedad hizo propios .

Mucho más atrás en un camino de interiorización como un valor cultural se encuentra el concepto de ética en los negocios . Su desarrollo ha alcanzado en mi opinión cotas menores por dos motivos .

  • La dificultad de concretarse en proposiciones y parámetros concretos
  • La dificultad para que la sociedad transforme sus preocupaciones éticas en normas de obligado cumplimiento .

Debemos matiza en este segundo motivo que las normas jurídicas son traslaciones de postulados éticos . Se trata de situaciones concretas y determinadas : está mal robar la ley lo prohíbe y castiga pero difícilmente el ordenamiento puede entrar en situaciones morales ” ayudar a los empleados de la empresa ” . Conjuntamente , la norma jurídica por principio ha obligado por mínimos morales no a máximos ( nos sorprendería , por ejemplo , que fuese obligatorio ayudar a cambiar una rueda de alguien que ha pinchado )-

Creo que la ética en los negocios guiará los pasos en los próximos años. Cuestiones puramente éticas comienzan a introducirse en la vida pública y empresarial empiezan a aprobarse códigos deontológicos de enseñanza , de medicina , asesoramiento empresarial .

La ética en la gestión de recursos humanos supone que se permita una traslación de los principios morales al ordenamiento de la relación con los empleados , entre los empleados y desde ellos .

Aunque la proposición es sencilla, la complicación estriba en trasladar principios generales a contenidos precisos y concretos . Por ejemplo prohibición de ciertas prácticas a los vendedores del área de ventas , comercio justo en el área de producción , etc.

Dentro del ámbito de los recursos humanos este tipo de traslación no debería verse como un arropar al trabajador en forma paternalista que siguiendo el análisis transaccional podría viciar la comunicación . Se trata de abrir un amplio abanico de relaciones que sea expresado en soportes exigentes , ambiciosos que los que legalmente se exijan.

Obviamente el camino es largo hacer traslación de conceptos como veracidad , honestidad , solidaridad , justicia y tantas pautas de comportamiento en la organización no es una tarea sencilla pero si nos planteamos ese camino ya es dar el primer paso . Y si iniciamos esta traslación a actitudes y acciones es un segundo paso que tenderá a crecer .

Una vía que ayuda a esa incorporación de la ética a las relaciones humanas es la que facilita la cultura corporativa .

Una presuposición que siempre surge es una relación de carácter estático entre la cultura empresarial y los principios éticos . Los códigos éticos no son antecesores de la cultura empresarial ni tampoco tienen que ser un corolario . Los códigos éticos tienen carácter normativo y desde ahí configurarán la acción de la organización . Pero en su origen  la plasmación de contenidos puede tener orígenes diferentes de modo que no se exige que sea una hija de la cultura . Y en sentido contrario , un código ético de reciente implantación no habrá tenido tiempo de hacerse notar en la cultura empresarial .

Finalmente la cultura se convierte en valores y éstos informan de lo que se debe hacer desde el valor ético en la empresa y la vivencia dentro de las normas éticas acabara impregnando los modos culturales de las organizaciones .

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s