La inquietud de lo que no contamos

Todas las personas en algún momento consideramos que nos ha quedado pendiente una charla con un amigo, con alguien que se ha muerto, con una pareja pasada o quizás con la que tenemos en la actualidad.Nos lamentamos de aquello que le deberíamos haber contado o de lo murmurado. En conclusión de no comunicar lo que queríamos transmitir.

196H

Cuando hablo con mis amigos psicólogos de esta temática me expresan que todo parte de las esperanzas que teníamos y que no han sido complacidas bien a nivel de ejercicio de nuestra profesión como a nivel de evocación o de desear ser estimados de alguna manera en particular. Lo que suele ocurrir es que cuando nuestra esperanza no se realiza comienza una fase de alejamiento de profundo rencor y al no poder contarse , hay un alejamiento de ese vinculo. Al no tener contacto con esta persona desconoce nuestras impresiones.

Esa charla que quedo en el baúl guardada es semejante a la fuerza que se ha quedado aletargada en un punto sin poder salir al exterior. Imagínate que esto ocurre en una familia todos intentarán que esta situación se solucione porque afecta a todos los miembros y se pasarán los domingos intentando solucionar esta situación ante esto mi opinión es que conversa sobre lo que nos has contado.

Siempre pensamos que eso que nos ha quedado por decir es porque en nuestro foro interior ansiábamos que se nos hubiese atendido de una manera diferente . Nuestro yo está dañado y nuestra respuesta es enfadarnos y actuar con cólera . Tendemos a la in-movilización y ante esto eludimos a la otra persona pero aquí yo me planteo en este artículo una pregunta que quizás tú también te hagas al leer esta entrada:

¿ Cómo somos capaces de comprender si tenemos que dialogar con otra persona sobre alguna cuestión? 

En mi opinión cuando nos escabullimos para no estar en contacto con otro individuo lo que a mi me pasa y imagino que a ti también es que te aflfriends-589353_1920iges o pienso que quizás me estoy olvidando de vivir ciertos momentos que querría compartir y que no puedo hacerlo por el resentimiento de no haberle dicho aquello que querría haberle dicho.

Aquí la pregunta que me surge es ¿Qué inquietud te ha imposibilitado sostener esa charla pendiente con la otra persona ? Quizás ira, temor ….. Pero tenemos que ser capaces de cuestionarnos ¿Qué conmoción afectiva tendría si me enfrentará a esa conversión que tengo pendiente? En definitiva son tips acerca de cómo podríamos afrontar la situación que pretendemos afrontar pero lo que tenemos que darnos cuenta es que el fin último es que esa charla que hemos estado aplazamiento es algo que debemos afrontar con nuestro propio interior .

Que expreses con palabras esta inquietud y distribuirla .También deberías tener en cuenta que la otra persona se encontrará en otro momento vital diferente del tuyo y en otro sitio . Probablemente para el otro esta charla ya no tenía ningún tipo de interés por eso en lo profundo la charla es con nosotros mismos .

Puede ser que la distancia sea fruto del discurrir de la vida pero sigo insistiendo en que la charla pendiente seguiría siendo con nosotros mismos y deberemos atravesar un desencuentro que se irá pasando con el tiempo y que nos aportará fuerza y afectividad para contar siempre lo que queremos contar sin perjudicar a la otra persona y que no se quede nada en la basura de manera incompleta.

Quiero terminar y relacionado con mi reflexión de hoy con un video de Alvaro Gónzalez Alorda en Tedx Pura Vida que os recomiendo que visualicéis.

Un mañana más afortunado

Queridos lectores llevaba un tiempo ya sin escribir ninguna entrada porque realmente no había una temática con la que me sintiese inspirada y quisiese compartir con todos vosotros hasta que está mañana en una conversación informal alguien me ha dicho :

flower-257151_1920

Para mí es un gran reto estar feliz  

Aquí surgió la chispa para poder escribir esta entrada y mi reflexión sobre esta frase tan contundente saltándome un poco de la temática laboral y de RRHH que es de lo que trata el blog .

blonde-677779_1280Para mí estar alegre  no es algo que no tenga relación con el hecho de apartar mi propio yo interno sino en mostrarme como verdaderamente soy . La vereda que me encamina a estar satisfecha empieza constantemente en mi propia determinación de estar alegre, responsabilizándome de está elección.

Nos muestra algo verdaderamente innegable y es que pocas cosas se buscan y se quieren con tanta ansiedad como el estar y ser feliz .Seguro que si nos dijesen que tenemos una lámpara mágica en la que únicamente podemos ansiar cumplir una única fantasía ninguno sería más conveniente que éste. Cuando nos reunimos los amigos , la familia y mis seres más cercanos y hablamos de esta temática y manifiesto mi opinión todos me muestran su desacuerdo con la postura que yo sostengo que es que nosotros mismos somos los administradores de nuestra propia felicidad .

Quiénes me conocen saben que me gusta mucho el debate y no el sacar una conclusión simple por ello suelo hacer preguntas :

– ¿ Qué ocurre? ¿ Cual es tu opinión? Como siempre todos ellos responden que si están en parte de acuerdo y yo más allá de todo ello adivino que aceptan que no , pero comprenden que es un sí .

word-cloud-680706_1280Y es que todos podemos discernir , que pese a que  nos atormente reconocerlo , que por actuaciones o por negligencia por resolución anterior o por descuido , continuamente somos una pieza clave en lo que nos ocurre . Es normal que nos cueste asumirlo sin dudar … Quizás sea porque inevitablemente cuesta mucho poder enfrentarse con la obligación de algo que no es correcto … no sólo en nuestro propio universo sino en la existencia en su conjunto  y en toda fase. Probablemente admitir tantas obligaciones nos exige soportar cierta participación en cada una de nuestros desengaños .

Nos enfadamos , nos irritamos cuando vemos que aquello que hemos soñado no acontece como habíamos pensando en nuestro fuero interno . Si miramos en nuestro día a día rara vez ocurren las cosas como anhelábamos y cuando quizás se parezcan un poquito a lo que habíamos anhelado con tanta ensoñación vemos que no suceden en los tiempos que nosotros habíamos planificado.

La desconfianza, la incertidumbre y el pánico nos detienen casi siempre para conducirnos convenientemente ante la existencia a las que nos debemos confrontar. Y por si fuese poco estamos rodeados de personas que están buscando sus propias fantasías y que la mayoría de veces no se muestran muy entusiasmados de cooperar con nosotros y ya ni hablemos de los que siempre nos están poniendo trabas para machacar las fantasías foráneas.

Verdaderamente en el día a día siempre hallaremos impedimentos, restricciones para poder llevar a cabo nuestra fantasía , para poder continuar en la vereda sin abandonar el camino trazado y es aquí donde deberemos escoger entre dos posturas .

  • Ser como calimero echarle la culpa al mundo exterior y desear y ansiar que evolucione o
  • Ser partícipe de ese cambio y tomar la determinación y aceptar el compromiso de trabajar en relación con mis anhelos esforzándome diligentemente y guiándome en esa dirección , desafiando el precio , el peligro que debes soportar en esa vereda.

En mi opinión no es rastrear aquello que no poseemos ni de imaginar que alegres estaríamos si lo lograsemos sino que deberíamos fijarnos más en lo que ocurre dentro de nuestras puertas para adentro y no de éstas hacia fuera.

Ser feliz no está obligatoriamente vinculado con el júbilo, la risotada aunque quienes son felices quieran compartir con otros el placer de la existencia sonriendo y expresando ese júbilo pero para mí tiene más que ver con la armonía interna y no con querer llegar a un punto sino en caminar en aquello que es nuestra meta en nuestra existencia , no está vinculado con lo que conseguimos sino con no extraviarme .

Esto quizás explique porque yo siempre manifiesto que cada persona encuentra su felicidad en su personal y peculiar vereda y porque es tan raro que mi caminar coincida con el de otras personas . Que bonito sería aplicarse que aquellos juicios que me proporcionan felicidad a mi no logran experimentar en otros esa felicidad .

Como conclusión quiero cerrar así :

No tenemos la autoridad para hacer felices a otros y ninguna persona puede hacernos felices. Ninguna persona tiene la potestad de descubrir por ti lo que sólo tú puedes descubrir por ti y una de estas cuestiones es ser feliz  . ¿ Qué opinas ?

Y como siempre quiero terminar con un vídeo que me gusta relacionado con el post de hoy extraído del Programa Redes de Edward Punset titulado ” Aprendiendo a ser felices”