¿De qué forma puede un directivo construir un clima de confianza en su lugar de trabajo?

Leía hace varios días en alguna publicación de temática de gestión de Recursos Humanos que en varios estudios que se había realizado uno de cada tres empleados no muestra ningún tipo de confianza por los directivos que conforman su organización.  Lo que me ha hecho reflexionar y plantearme que en cualquier espacio local es una de las cuestiones más vitales que pueden existir.

Si en una organización carecemos de esta confianza provocará que sea imposible una atmósfera que es indispensable para generar una buena retroalimentación que haga crecer una cultura organizacional perdurable.

 

¿Qué podríamos hacer para replegar el boquete de confianza que existe entre los empleados y los directivos?

 

  •  La integridad es la habilidad deseable

Sin dudarlo a todos nos cuesta mucho dar noticias complicadas. En nuestro fuero interno y bajo nuestra percepción siempre nos inclinamos a pensar que al comunicar este tipo de noticias producirá un choque y un juicio del resto de individuos hacia nosotros.

La integridad es algo en que los grandes líderes se van instruyendo. Podemos poner un ejemplo uno de nuestros empleados más confiables decide que es hora de abandonar nuestra organización. Si en lugar de estar postergando la complicada conversación que nos espera, si el gerente o directivo toma la iniciativa de definir claramente la postura en la que se encuentra, capturar las preguntas y acontecimientos necesarios lograremos que el directivo o gerente adquiera entre sus trabajadores una consideración de la que anteriormente no gozaba.

  • Aceptar los errores

Aceptar los errores cuesta aunque seas una persona muy transparente en la comunicación de malas noticias. Sin duda a los empleados les agradará mucho más una persona que es capaz de asumir que se ha equivocado porque esto te hace parecer más natural. Sin dudarlo una parte vital para llegar a ser un gran líder es admitir y aceptar el compromiso de los errores.

  • Los empleados son personas, no una cantidad

Muchos directivos en numerosas ocasiones lo que buscan es la productividad lograda. Los directivos no tienen porque convertirse en el sobresaliente camarada de sus trabajadores lo que si debe es tratar de mantener un clima laboral  que sea beneficioso para todas las partes implicadas.

Si en nuestra organización hay un directivo que está continuamente fomentando la rivalidad entre sus trabajadores lo que provocará es la creación de un clima con una gran cantidad de toxicidad.

No es necesario que el directivo conozca la vida personal de sus subordinados pero lo que en mi opinión si debe tener un buena comprensión de cual es aquello de lo que disfrutan más sus empleados. Si este líder es competente para reunir la exigencia de su trabajo haciendo todo lo viable tendrá un punto extra ganado con ellos.

  • Dale solvencia a tus trabajadores.

Desde tu puesto de director o gerente recibirás reconocimiento de tus compañeros y dese la más alta dirección pero debes saber dividir esta satisfacción con todos los integrantes de tu equipo y recompensarlos por su laborioso trabajo.

  • Estáte en dirección con tu equipo

Un directivo debe ser la persona que mayor defensa ejerza sobre su equipo de trabajo. Un buen líder debe ensalzar, interceder y comprometerse con las competencias adquiridas por su equipo. Si el líder ante un error cometido por su equipo se aleja logrará que su prestigio siga intacto pero no ganará confianza. Mantener una balanza en este sentido es difícil que cada directivo deberá hacer por sí mismo pero si se logra el compromiso conllevará que se puedan conseguir mejores frutos en el largo plazo.

  • Debemos superar los sesgos perceptivos.

Las personas estamos condicionadas y normalmente hacemos conjeturas sobre el resto de individuos. Hay un sesgo que a veces los directivos ejercen de manera involuntaria que es el sesgo evaluador lo que viene a hacer este sesgo es que se tiende al beneficio de unos trabajadores sobre otros. Esto puede afectar y hacer menguar la confianza sobre todo en el momento de la evaluación del desempeño. Lo importante es educarse en el reconocimiento y obviar los sesgos en el ambiente de trabajo.

  • Pide feedback

Con todo esto no pretendo decir que la confianza sea la clave de la tan anhelado bienestar laboral. Hay problemas siempre  en cualquier tipo de trabajo pero si estrechamos ese boquete en la confianza que pueda existir bajo mi prisma conseguiremos con este feedback que haya un clima de sinceridad en el momento de dar retroalimentación y que se reflexione sobre la misma.

Resumiendo cualquier directivo o gerente si quiere generar confianza tiene que estar dispuesto a destaparse a la crítica. Si se comienza por ahí y se pide ese feedback a los empleados empezarán a ser un ejemplo para ellos y las documentaciones lo plasmarán

Terminamos como siempre con un vídeo relacionado con la temática de este post que recomiendo que veáis queridos lectores.

Anuncios

Un comentario en “¿De qué forma puede un directivo construir un clima de confianza en su lugar de trabajo?

  1. Pingback: Universo blogguero: ¿ Care&Engagement va en camino de las nuevas tendencias en RRHH? – CARE&ENGAGEMENT

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s