¿Deben los empleados tener voz en las organizaciones o no?

Si lees este blog sabrás que he dicho miles de veces que los equipos lograrán grandes victorias cuando se les permite a los miembros aportar sus ideas, anhelos. Pero a veces cierta información importante es guardada.

¿Cuando deben los trabajadores comunicar las sugerencias y los problemas? ¿Cuáles serán las consecuencias?

En este entorno del «nuevo trabajo» se anima a los trabajadores a que celebren sus errores, a que compartan sus opiniones con independencia con radical honestidad ,que se debata y se optimice permanentemente el status quo teniendo en cuenta las exigencias de los clientes. 

Mujeres jóvenes con bolsas que muestran silencio cerca de la pared Foto gratis

En contraposición, cuantas crisis y catástrofes han venido sobrevenidas por la falta de no comentar los fallos, problemas de cuestiones poco éticas o incluso  ilegalidades. 

¿Cuando determinan los empleados que tienen que contribuir con sus ideas o recomendaciones y cuando se las guardan de manera constante?

La conducta de la voz del trabajador advierte de la crisis. 

En esto se centra el estudio de Morrison del año 2014. El concepto lo que nos explica es la comunicación de recomendaciones o apreciaciones a las personas para que la situación mejore. Lo que se pretende con ello es mejorar la comunicación y su pretensión es construír y tiene como meta el cambio en el status quo. La conducta de la voz del trabajador tiene un efecto positivo sobre procesos, efectividad , equipos y advierte sobre cualquier crisis que pudiera surgir. Los trabajadores que aportan sus ideas siempre han sido vistos como innovadores y experimentan un progreso más rápido en su carrera profesional. Pero hay veces que los trabajadores se guardan gran cantidad de información puediéndola compartir con personas relevantes aunque vean actividades ilegales, que se puede mejorar en los procesos etc. 

¿Hablando con preocupaciones o proponiendo maneras de progresar?

Los empleados compartirán sus proposiciones y opiniones que consideran relevantes siempre que observen que la comunicación será efectiva y segura. Seguramente que en sentido opuesto si sienten que comunicar esa información no les lleva a ningún sitio acabarán guardándola  para sí o que pudiera repercutir en una conducta negativa en ellos o en otras personas. Hace poco se hizo un metainvestigación  en cuánto era verdad estas preocupaciones que menciono hay algo de cierto en esta afirmación. Distinguieron entre la voz de conducta promocional (comunicar sugerencias y oportunidades para desarrollar la organización)  y prohibitiva es aquella  que intenta evitar las consecuencias negativas para la organización comunicando nerviosismo o dudas).

Lo que demostró que las personas con un alta conducta de voz promocional aumentan su desempeño mientras que con voz prohibitiva su desempeño es negativo. En palabras claras cuando aportan ideas se les premia y cuando evitan golpes son castigados. 

Los ejecutivos de negocios discutir con sus colegas en whiteboa Foto gratis

En la mayoría de las ocasiones a quiénes se suelen hacer las sugerencias son a los gerentes o directivos porque se piensan que serán los que pueden cambiar la situación. Ciertos gerentes o directivos en vez de agradecer las ideas o opiniones suelen reaccionar con cierta conducta defensiva ante estas situaciones o a veces lo toman como que no son serios. Los argumentos para que esto sea encuadrado es que comunicar problemas, actividades poco adecuadas causa mucha tensión y complica las relaciones interpersonales. Se etiqueta al trabajador como el que siempre tiene algo que decir o el que es problemático. Muchos trabajadores se guardan información relevante porque la comunicación con su gerente o directivo no fluye adecuadamente y sienten cierta incomodidad al mantener una conversación con ellos . Añado.

Cuestiones iniciales para que los líderes animen a los empleados a hablar.

Todavía está instaurada en ciertos entornos jerárquicos ciertas ideas como «No se puede cometer errores», «No se debe cambiar el status quo » y esto repercute en la forma de pensar de las personas que integran la organización. Los gerentes tienen que luchar contra la idea de no comunicar la información relevante y que les parezca desagradable. Hay en mi opinión varias cuestiones que ayudarán a los gerentes a que los equipos de trabajo y sus integrantes pueden aportar ideas y sugerencias. 

  • Delegación de responsabilidad  y autonomia.
  • Trabajo en las relaciones interpersonales con los trabajadores. 
  • Observar de manera crítica el propio comportamiento del gerente, admitir los errores y reconocer el valor del cambio del status quo.
  • Mancar un clima de trabajo en el que se permita dar opiniones y sugerencias sin miedo a las consecuencias negativas.
  • Abrirse a las sugerencias que pueden hacer nuestros trabajadores. 
  • Contratar personas que puedan hacer su trabajo de manera independiente y que sus habilidades aporten cosas positivas a la organización.

Resumiendo, todo ello anima al empleador a hacer sugerencias con mayor intensidad. Para que se evite un desempeño pobre hay que traer los problemas y las sugerencias constructivas con soluciones, marcar el apoyo para que se traten los problemas que haya y evitar un ataque directo de unos a otros. 

Qué opinas después de leer el artículo ¿Deben tener los empleados voz o no en las organizaciones? Espero tus comentarios. 

Los dos colegas que trabajan juntos en la oficina sobre fondo blanco. Foto gratis

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.