¿Es la autoorganización un éxito seguro o no en las organizaciones?

En la búsqueda de respuestas a las condiciones dinámicas del mercado y las crecientes expectativas de los empleados sobre su entorno de trabajo, el tema de la autoorganización se ha convertido cada vez más en el foco de atención de los investigadores organizacionales y los gerentes de recursos humanos en los últimos años. Contrariamente a las jerarquías de gestión obsoletas, las empresas esperan que la autoorganización parezca a primera vista una simple panacea para permitir que los empleados se sientan más satisfechos con su trabajo. Después de todo, esto también mantiene el esfuerzo organizativo general dentro de los límites, ¿verdad? 

Se ha hecho un amplio seguimiento de enfoques de autoorganización como la holocracia en los últimos años y la pandemia actúo como esfuerzo para impulsar esfuerzos en esta dirección. En un estudio reciente del autor Hoffman se hacia constar que el 51,5 por ciento de los encuestados manifestaba que los trabajadores en los próximos tres años tomarán decisiones por ellos mismos.

Hablo de autoorganización pero ¿Qué es esto?

La autoorganización es una lucha contra la jerarquía como forma de organización, un vestigio que ha quedado de la Revolución Industrial. Durante mucho tiempo se ha justificado porque ayudaba a superar la complejidad, por el carácter estructural y orientador pero en la actualidad esta ideología es una traba para reaccionar y la responsabilidad en la organización.

Si tomamos la autoorganización como un prototipo está lejos de ser un constructo definido y mientras que algunos enfoques están dirigidos a la codeterminación individual, otros se centran en la necesidad de establecer redes pero en general todos los enfoques caminan a empoderar a los empleados para que asuman la responsabilidad de sí mismos, con la intención de redistribuir cuestiones como la responsabilidad y la coordinación de tareas. Las principales características son la descentralización de la autoridad y la toma autónoma de decisiones 

Retos a nivel individual y grupal.

Esto no resulta tan sencillo fácilmente porque es complicado abolir los niveles jerárquicos y el autoensamblaje es mucho más complicado y presenta muchos problemas. El poder y la responsabilidad distribuidos pueden generar gran estrés en los trabajadores, si acudimos a la gran literatura sobre organizaciones autoridigidas sugiere que las personas, se sientes cómodas en organizaciones descentralizadas.

Ante todo esto es de vital importancia saber cómo reaccionarán los trabajadores ante la responsabilidad personal y la autoridad distribuida a fin de contrarrestar inseguridades y miedos. Requiere un mayor nivel de desarrollo psicólogico y habilidades interpersonales.

Los retos generales que surgen de un cambio de poder tampoco son triviales. Puede existir la persistencia de jerarquías formales e informales incluso en entornos autoorganizados, lo que debilitará la estructura formal y suelen aparecer cuando surge incertidumbre sobre la responsabilidad, poderes toma de decisiones o un vacío de poder por poca clarificación de la autoridad.

Cómo la autoorganización tiene éxito en la práctica.

Hay que establecer reglas y principios claros y explícitos incluso para la distribución de poderes y mecanismos de coordinación descentralizados. El sistema formal que se requiere puede ser un manual de personal o una constitución que se haya desarrollado de manera conjunta.

Se puede idear un mecanismo de autoorganización dónde la autoridad es distribuida, los empleados se controlan a sí mismos en la medida de lo posible, son responsables de su propia organización del requisito. Quizás el requisito previo que deberíamos realizar es contar con unos mecanismos de apoyo, rondas de control interno que distribuyesen las tareas.

La autoorganización requiere un alto grado de disciplina, rutinas y el conocimiento de la relevancia de la reflexión continua para los procesos de aprendizaje de la organización por parte de los empleados. También requiere la valentía de lidiar repetidamente con los desafíos organizacionales emergentes de una manera diferenciada.

Concluyendo y como reflexión final las organizaciones que están dispuestas a crear las condiciones necesarias, las puertas se están abriendo a un trabajo autodeterminado.

2 comentarios en “¿Es la autoorganización un éxito seguro o no en las organizaciones?

  1. Pingback: ¿Es la autoorganización un éxito seguro o no en las organizaciones? – test

  2. Pingback: Los mejores post de RR.HH.- Julio de 2022 - Glocalthinking

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.