Dos puntos clave para prevenir el burnout por @stemaris10 #talento20 #RRHH

Dos puntos clave  para prevenir el Burnout.

Un buen comienzo.

Lo primero y más importante antes de empezar: ser Honestos.

Cuando somos capaces de ver las cosas como son, sin contarnos otra película que nos conforme más, estamos preparados para iniciar un cambio.

llll

No tiene por qué ser dramático ni excesivamente trascendental, sino simplemente un movimiento que nos acerque hacia donde nos gustaría estar: “nuestro  objetivo”, para el tema que nos ocupa: estresarnos menos, no quemarnos y disfrutar más.

Pero vayamos al grano: se trata de “sacar lo que no sirve” = la basura mental.

Vaciar esa basura, dejará un espacio limpio para incorporar nuevas creencias, pensamientos y claves que te ayuden a iniciar un espiral ascendente hacia la nueva forma de trabajo en la que quisieras verte.

Vamos allá:

PRIMERO: APRENDER A TRATAR CON EL CRITICO INTERNO

¿Qué es?: Lo sabemos, seguro! Sólo que reconocer su existencia molesta, porque le hemos adjudicado la “autoridad” de dirigirnos de forma inconsciente y así nos acostumbramos a él.

Es esa parte de tu personalidad que juzga y de esa forma parece ponerte en el camino de lo que “deberías” hacer.

¿Te suena esto?:

“¿Cómo es que no lo sabes todavía?”

¿”Por qué nunca te organizas bien el tiempo”?

¿“Cómo  permites que (jefe, supervisor, compañero, usuario) te diga esto”?

¿”Por qué no le dije que ese día no podía cubrir ese turno”?

“Se van a dar cuenta, de que tengo miedo ahora, de que me cuesta”

“Seguro que ellos/as, les resulta más fácil.”

“Es que si me dedicara más, seguro lo sabría”.

” Esto es imposible a estas alturas cambiar, no es realista”.

“Que no se note que no sé, o que estoy nervioso”

Y más…….

Aburre incluso sólo leerlo, ¿verdad?

La clave principal  radica en no permitir que esos mensajes te “secuestren “del lugar y del estado en el que quisieras sentirte.

Ten en cuenta que ese “crítico interno” te mantiene atrapado en una serie de   emociones negativas que no te permiten proceder, avanzar, y sentirte mejor, porque tu foco siempre estará puesto en lo que crees que haces mal y en cómo se supone que deberían ser las cosas.

¿QUE HACER?

Cuando es “voz crítica” aparezca,  mediante una sensación, un pensamiento o  idea, se trata sencillamente de  reconocerla y decir GRACIAS POR ESTAR AHÍ, NO TE NECESITO AHORA y sigues con lo que estabas haciendo.

jjjj

Sí, puede parecer excesivamente simple, tonto, New Age o lo que quieras, (desde la voz del crítico interno), pero si ni siquiera te permites verbalizar tú mismo los límites, estarás sujeto a la influencia de factores externos (aunque provengan de tu propios pensamientos), que te mantendrán en un espiral negativo, donde inevitablemente tu autoestima se verá afectada y como consecuencia  también las diferentes áreas de tu vida.

Gestionar y acallar el crítico interno requiere práctica y perseverancia (como casi todo en la vida), y en muchas ocasiones apoyo profesional, pero lo importante es que una vez aprendido el nuevo hábito, los resultados son casi inmediatos y perdurables.

Ahora bien, la creación de  un nuevo hábito ya sea de pensamiento o de comportamiento, requiere repetir con intensidad y frecuencia las veces que sea necesario aquello que queramos implementar.

Ir un día al gimnasio no aumentará tu capacidad aeróbica ni generará músculos, dejar de prestarle atención al crítico interno una vez por semana, tampoco determina que la situación mejore visiblemente.

Se requiere práctica y perseverancia, y si necesitas ayuda: Pídela!

SEGUNDO: ENTENDER QUE BURNOUT ES UN DILEMA, NO UN PROBLEMA.

¡SÍ!, como lo ves, un Dilema:” Situación en la cual hay que elegir entre dos opciones pero ninguna de ellas es absolutamente buena, y en ocasiones son incompatibles”.

De lo que se trata es de comprender que no hay una solución definitiva y radical para el burnout, sus desencadenantes siempre estarán presentes:

Demanda asistencial, objetivos burocráticos, equipos, contratos laborales, turnos, productividad en el trabajo  y una larga lista de etcéteras.

La clave está en manejarlos mejor de la forma más efectiva y  práctica posible, sin pretender “resolverlos” y que desaparezcan porque: no va a suceder, así de sencillo.

Anhelar resolver, (es decir: concluir esa situación con un resultado positivo  y que no aparezca más) no hace otra cosa que dirigir nuestro foco hacia lo que falta, o lo que creemos que deberíamos hacer,  (pero no hacemos), lo cual nos posiciona en “inferioridad”, y en un sustancioso caldo de cultivo para que nuestro crítico interno se mueva a sus anchas.

Te daré un ejemplo más concreto de Dilema: equilibrio entre trabajo y vida personal.

¿Cuántas veces, a pesar de tener claro la prioridad que puede tener la vida en familia, los amigos, las actividades de ocio, el tiempo a solas , hemos tenido que ELEGIR, tal vez quedarnos más tiempo trabajando, para terminar un proyecto, corregir textos, hacer más horas de guardia, preparar esa presentación para el póster, el congreso , la clase etcétera, etcétera?

Y de la misma manera ¿cuántas veces decidiste posponer tu trabajo, ese proyecto, ese informe, o rechazar un turno (aunque representara más ingresos) para compartir tiempo con tu familia o contigo mismo?

kkkk

Seguro que más de una vez, el caso es que lo que hiciste fue sencillamente encontrar la mejor opción para ti en ese momento, sabiendo que lo otro seguía estando allí.

Porque: ¿Qué es más importante: la vida personal o el trabajo /profesión?

Seguramente la “gran y única “respuesta no está ¿verdad? No es fácil priorizar uno sobre lo otro: pues ahí está entonces: Un Dilema.

¿COMO SE PUEDE MANEJAR UN DILEMA?

  1. Define cuáles son las dos opciones/ramas del dilema: ( ejemplos: vida personal/profesional; planificar la agenda para trabajar/estar pendiente de llamadas ; trabajar en el puesto que me gusta/estar en un puesto más tranquilo pero que no me desarrolla profesionalmente……y así los ejemplos que quieras)
  1. Diseña una estrategia que permita crear el equilibrio que buscas. ( volviendo al ejemplo vida personal/profesional: tal vez decidir para ti dos horas a la semana para estar contigo mismo, leyendo una novela, o simplemente hacer lo que te gusta)
  1. Revisa periódicamente si estas cumpliendo con ello y date el permiso de retocarla a tu favor (no al del crítico) cuando lo necesites.

Estoy aquí si me necesitas.: http://www.stellamendez.com


Stella Maris Méndez Iglesias

 

Médico especialista en Medicina Familiar y Comunitaria. Coach en Medicina y especialista en Gestión del Stress Crónico y  el burnout. 

 

Stella Maris Mendez  es la autora de este post para la sección Talento 2.0.

Perfil en LinkedIn

Twitter: @stemaris10

Web


Mil gracias a la Doctora Stella Mendez  por colaborar en esta sección. Si tú como ella quieres colaborar puedes contactar conmigo aquí 

Anuncios