Diseñando personalmente mi carrera profesional

Una vez hecha la valoración de la realidad actual existente en el entorno, tenemos la responsabilidad de situarnos en armonía con las ansias y circunstancias subjetivas  de la persona.

Dentro de la circunstancia subjetiva de cada persona , no cabe reparo que el ambiente de desarrollo de la carrera profesional es la organización, en primer término, la característica organización.

identity-683963_1280Obviamente , sin en la organización encontramos un plan de carrera este tiene la obligación, por determinación , ser coherente con las metas de la persona.

El lugar de salida de toda carrera profesional bien trazada ha de morar en la ética de la eventualidad particular de cambio.

La pieza primordial del crecimiento de la persona en la organización habita en la propia persona, no en la organización. La persona que intenta progresar ha de tener la certeza de que está en su poder evolucionar su forma de ser : puede aguardar que la organización predisponga un entorno que fomente tales cambios , pero la organización como tal es inepta para ocasionarlos si la persona no los realiza.

A esta creencia personal de que el propio crecimiento se encuentra en sus propias manos, ha de incorporarse la consolidación personal de las ilusiones que busca la carrera.

Las ilusiones en la evolución de la carrera no han de estar señaladas parcialmente por la organización. Cuando los directivos evocan a sus subordinados una sucesión de finalidades para su carrera , han de intentar que el subordinado consiga una perspectiva de logro, y se acostumbre a ser responsable dhuman-567566_1280el peligro y del afán que esta consecución conlleva. De no ser así , es imposible que el fin sea conseguido.

Se trata de que encuentre una analogía entre el proyecto de la carrera profesional dentro de la organización y los fines individuales del trabajador. Quiero comentar aquí el pensamiento del encanto y de la estabilidad que pueden apreciarse inherentes a la buena administración de la organización.

Los hechos que delimitan los progresos de una carrera profesional se encuentran en la apreciación de las consecuencias . Esta apreciación vale, y debe realizarse, no únicamente desde el punto de vista cuantitativo, sino atributivo.

Es regresar al lugar de salida, pues es un procedimiento continuado de valoración , planteamiento de fines y instauración de nuevos fines e ilusiones.

Quiero terminar con este video que me ha parecido muy ilustrativo del tema que he tratado en esta entrada.

¿Cómo afecta el burnout a la organización?

burnout-231452_1280La visión de la manifestación del burnout es un descalabro en la organización. Y es un descalabro organizacional usualmente ocasionado por la carencia de cantidad de medios competentes para la ejecución de las ocupaciones, recursos humanos y materiales.

Sencillamente que las demandas son dificultosas de obtener. Pero esto no acredita que se estructuren sobre el origen del agotamiento de las personas comprometidas en el mismo.

Apartando hacia otra parte las apreciaciones justas , que no deberían apartarse, desde una natural expectativa económica, la cuantía del burnout no marcha. Un trabajador que está quemado es un trabajador que percibe un sueldo y que no realiza su tarea. Y esto consecuentemente supone un cometido mayor para el resto de sus compañeros.

Ese mayor cometido de trabajo extenderá el síndrome a otros trabajadores, de manera que su encargo de trabajo cada vez será mayor. Como remate se terminará fabricando un esperpento dóndestress-391657_1280 los aprendices y becarios serán los que tendrán que aguantado, a costa de su anhelo todavía ileso, la ocupación de una organización sin un atisbo de humanidad que molesta a todos aquellos que realizan su labor dentro de ella y que produce rebote entre quienes deben ser ayudados o asesorados por ella .

La primera petición radica en concebir organizaciones fuertes, calibradas ajustadas a sus demandas. Únicamente la ejecución de esta petición autoriza obstaculizar la cuestión de manera sustancial. Además tienen que convenir claramente la organización del trabajo, las actuaciones que conciernen a cada puesto y su compromiso.

Esto no aspira a decir que una disposición bien calibrada comprometa a los empleados se muestren motivados, sean partícipes o comprendan las metas de la organización. Una disposición bien calibrada es una condición imprescindible para obstaculizar el burnout, pero únicamente por ella misma no remata un régimen lógico, completo y eficiente de dirección de personas que ordena la gestión apropiada y integra del factor humando en la organización.

Desde la organización se puede ser capaz de fomentar ejercicios afirmativos por ejemplo en correlación con el estrés, con la comunicación o para aumentar personas más asertivas. Con ello se consiguen personas más fuertes y con una mayor amplitud réplica ante el burnout. Pero en la base estas disposiciones no sanan a la organización infecciosa, únicamente descienden su calentura.

Quiero terminar con un video que me ha parecido interesante sobre esta temática en tono divertido.

¿Cómo se desarrolla la realidad del acoso laboral?

La realidad del acoso laboral presenta un patrón más o menos persistente de progreso. Como, obviamente, no se aplica un procedimiento determinado, menos aún atesora una señal de comienzo obvio, invariablemente equivalente, estimable sin desconfianza. Habitualmente en mobbing se advierte como señales la asiduidad y la frecuencia, no como tal consideración hasta que se formalizan ambos requisitos.

Si bien todo aparece en un instante dado. Esa causa está en una apreciación del hostigado por parte del hostigador. A partir de esa apreciación y evaluación se va levantando un bucle, que es capaz de comenzar con una magnitud depreciativa para ir en aumento.

Las actuaciones, sobre todo en los momentos iniciales, no son obvias ni peligrosas, individualmente examinadas. Puede radicar en diminutas burlas sobre la apariencia o el tono del hostigado.

145H (1)El vínculo que se presentaba con los superiores o con los compañeros se observa estropeado.Se empieza a polemizar el trabajo que está realizando el damnificado mediante comentarios abusivos al trabajo. Estos comentarios, que se airean de manera notoria , pueden aludir a la no ejecución de un trabajo que en verdad no le concierne al damnificado, de no satisfacer con un cometido impracticable de finalizar por desmesurada  o por errar al secundar unas ordenes premeditadamente revueltas.

El atacante, o los atacantes comparecen con sus comentarios, ofensas y chivatazos a lo superiores jerárquicos de manera que el herido empieza a malograr su buena fama ante la dirección y también sus factibles sostenes.

Debe mencionarse que es la perpetuación en la duración de los ataques lo que muestra la oposición del mobbing de los corrientes desencuentros y desigualdades habituales en la sucesión de las ocupaciones frecuentes. El acoso psicológico en el trabajo permanece en el tiempo hasta que se consuma l118Ha meta. En la misma coyuntura los comentarios y ofensas, las distintas maneras de embestidas van in crechendo incesantemente, son cada vez más crueles.

Extrañamente los dañados por esta disposición acostumbran a mantenerse ajenos de la misma, es decir, que se asiste a una postura intencional. Descubren consustancialmente un daño en los vínculos personales. Su estropeado vínculo personal empeora en aislamiento con su entorno laboral. La victima del mobbing es constantemente juzgada por el trabajo que ha realizado.

Sin vínculos con los demás integrantes de la organización, apartada, siendo objeto de crueles comentarios e injurias ve totalmente fracturada su solidez emocional.

Este es casi el último paso en el proceso del mobbing. Despedaza la solidez emocional del perjudicado, dañada su dignidad, aislada e incomunicada, es aquí cuando la víctima renuncia a continuar en la organización.

El último paso por tanto sería que el hostigado renunciase a continuar en la organización.

En algunas ocasiones esto se encauza hacia quitarse la vida. El renunciar al trabajo se vive de manera compleja y dependiendo de la organización en la que haya desarrollado su actividad laboral administración pública o servicios de salud por ejemplo se tiene en cuenta que el futuro laboral de la víctima resultará complicado sobre todo por el daño que ha sufrido en su dignidad  y la estimación de sí misma que está menguada.

Quiero terminar con trozos de una película sobre está temática titulada Mobbing  que refleja la realidad que sufre  Marina.

¿ Qué opináis ?