¿ Es compatible el trabajo con la felicidad?

El problema de la motivación , es uno de los más arduos del entorno laboral . Algunos trabajadores se encuentran motivados con la tarea , pero insatisfechos con sus condiciones laborales , otros en sentido opuesto y incluso los hay que no están motivados ni satisfechos con nada . Al final todos acaban siendo empleados infelices . Al menos algunos expertos en la materia corroborán esta versión.

Cualquier trabajador necesita un equilibrio tanto físico como mental y busca satisfacción en su trabajo repercutiendo en tres ámbitos , profesional , personal y social . No obstante , el orden de prioridades de estos ámbitos depende de cada persona. Esta circunstancia es la que debe tener cualquier organización , integra a individuos con diferentes niveles de expectativas en la empresa . Sería inocente pensar que todas las personas que integran la organización deben implicarse por igual y llegar al mismo grado de compromiso . La organización debe estimular a los trabajadores que tienen más claras las metas y objetivos y respetar a quienes no los orientan hacia el trabajo , siempre que se cumpla con la tarea , porque esto no les conviene en peores trabajadores.

Generalmente , las primeras apreciaciones que se practican en cualquier relación laboral son las de carácter retributivo , que una vez salvadas dan prioridad a otras . las cuales varían de unos individuos a otros , hay trabajadores que prefieren un clima laboral agradable , otros que prefieren centrarse en cuestiones profesionales , los hay que dar prioridad a los temas personales planteándose hasta que punto soportarán las exigencias de su jefe , el estrés o renunciar a otras experiencias que la vida extralaboral les puede ofrecer , incluso los hay que priman la función social de la empresa soy otras necesidades.

En cualquier caso , si como decían los clásicos el fin último de la inteligencia es la felicidad , es evidente que cuanto máyor sea el grado de felicidad de los trabajadores , más capaz es la empresa . No obstante lo importante es tener autoestima laboral aceptando cada uno el puesto de trabajo que ocupa, actuando conforme a su escala de valores para afrontar el trabajo no como algo sacrificado sino como una oportunidad para crecer .

Imagen

Sólo tú puedes privarte a ti mismo de algo

Fuente: Un Curso de Milagros (11:4:4) Adaptación de Ana Jaraba
No te resistas ante un hecho, pues es en verdad el comienzo de la iluminación.
Recuerda también que la negación de este simple hecho adopta muchas formas, que debes aprender
a reconocerlas y a oponerte a ellas con firmeza.
Éste es un paso crucial en el proceso de re-despertar.
Las fases iniciales de esta inversión son con frecuencia bastante dolorosas, pues al dejar de echarle
la culpa a lo que se encuentra afuera, existe una marcada tendencia a albergarla dentro.
Al principio es difícil darse cuenta de que esto es exactamente lo mismo, pues no hay diferencia
entre lo que se encuentra adentro y lo que se encuentra afuera.

Un hombre feliz y otro no .

Fuente: Nuestra Felicidad de Luis Rojas Marcos, en Espasa. Madrid. 2000. Página 149
Había una persona que era tremendamente desgraciada, decía que no tenía dinero. En Navidad le
tocó el premio gordo de lotería y se puso muy contento, pero a los seis meses, de nuevo estaba
hundido.
Otra persona, del mismo pueblo, era tremendamente feliz hasta que tuvo un accidente y quedó
parapléjico. Se traumatizó y estuvo muy triste durante un tiempo, pero pasados seis meses ya
estaba adaptado y sintiéndose feliz por otros motivos que afianzó en su vida.
A pesar de las interminables vicisitudes, prósperas y adversas, que configuran nuestro camino por
el mundo, el nivel general de felicidad de la mayoría de las personas tiende a mantenerse relativamente
constante a lo largo de la vida.

El hombre entre dos edades

Fuente: Cuentos y Leyendas Budistas de la China. Editorial mra


En otro tiempo, hubo un hombre entre dos edades, que poseía dos esposas.
En cierta ocasión, mientras se hallaba con la más joven, ésta le dijo:
– Yo soy joven y tu viejo; no me complace convivir contigo, sería mejor que te fueras con
tu otra mujer mayor.
El hombre, preocupado por permanecer junto a la primera esposa, decidió arrancarse los cabellos
canos.
Días más tarde, mientras estaba con la esposa de mayor edad, ésta le dijo:
– Yo soy vieja y mi pelo se ha teñido de blanco, sería mejor que te arrancases los cabellos
negros de tu cabeza.
Entonces, él haciéndose eco de sus deseos, se arrancó los pelos negros para que su cabellera pareciera
blanca como la de su segunda esposa.
Cada vez que iba con una u otra, repetía la operación hasta que llegó un momento en que se
quedó totalmente calvo.
Ante la nueva situación, las dos esposas lo encontraron horrible y ambas lo abandonaron.

Cambio de perspectiva de una piedra

En una ocasión había dos personas trabajando en una cantera, alguien se acercó a uno de ellos y
le preguntó sobre lo que estaba haciendo, y respondió:
-Estoy aquí pringao picando piedra.
Después se acercó al otro y le hizo la misma pregunta, pero éste le contestó:
-Estoy preparando las piezas para una catedral.
Cada persona puede tener una visión distinta de la realidad.

¿ Te aceptas tal y como eres?


Fuente: Osho (Adaptación de Ana Jaraba)


Acéptate a ti mismo, como tú eres, ésa es una de las cosas más difíciles del mundo, porque va contra
tu entrenamiento, tu educación, tu cultura.
Desde el inicio te fueron diciendo cómo tenías que ser, nadie nunca te dijo que tú eres bueno
como eres.
No seas obsesionado contigo mismo, pero un amor propio natural, es imprescindible, es una condición
básica por la cual puedes entonces amar a otros. Acéptate a ti mismo, ámate a ti mismo.
Ninguna persona ha sido jamás como tú.
Tú eres simplemente único, incomparable; acepta esto, ama esto, celebra esto, en esa misma celebración
comenzarás a ver la singularidad de los demás, la incomparable belleza de otros.
El amor es sólo posible cuando hay una profunda aceptación de uno mismo, del otro, del mundo.
Aceptar es el elemento clave en el cual crece el amor, en el cual florece el amor.